Multitudinaria conmemoración a 40 años de Malvinas

El Parque Nacional a la Bandera de Rosario volvió a ser sede de la tradicional vigilia del 2 de abril. Miles de personas participaron de las diversas actividades organizadas en el predio.

(Txt: Carlos Retamal. Img: Fernanda Forcaia y Gustavo Villordo) A 40 años del inicio de la guerra de Malvinas, el Parque Nacional a la Bandera de Rosario volvió a ser el epicentro de la tradicional vigilia. Con el río Paraná y las islas de fondo, miles de personas se acercaron para disfrutar de los shows y para decir presente junto a los ex combatientes, verdaderos protagonistas y héroes a los cuales “se debe homenajear todos los días”, como repetía una señora enfundada en una campera, mientras movía sus pies para no tener tanto frío.

El reloj marcaba las 16 del viernes 1º de abril. Con una temperatura que no superaba los 15 grados, una suave y fría brisa cruzaba el escenario y parte del predio, a orillas del Monumento a los Héroes Caídos en Malvinas. Chicos y grandes llegaban caminando desde las calles Córdoba y Santa Fe, muchos de ellos cruzando por el patio cívico del Monumento a la Bandera, donde eran recibidos por 21 tótems en los cuales se recrea –en una de sus caras– la historia de Malvinas desde los primeros tiempos hasta el presente, en 21 capítulos. En la otra cara, aparecen fotos e historias de ex combatientes, junto a estrofas de diversas canciones de la trova rosarina.

En el parque, distribuidos con varios metros de distancia, se podían visitar carpas con stands relacionados con Malvinas. De un lado estaban montadas seis carpas. En una de ellas, «Malvinas en la piel», ocho tatuadores grababan el trazo de las islas a través del uso de agujas con tinta, quizás la más requerida, con una cola que parecía nunca avanzar, ya que a medida que los tatuadores hacían su trabajo, más personas se acercaban con el deseo de grabar a las islas en su piel.

En la carpa «Artistas por Malvinas» distintos artistas exponían pinturas, fotos y diversas artes plásticas sobre las islas; «Generación Malvinas» contaba con información histórica de las islas, una muestra fotográfica y entrega de libros (lúdicos) para la primera infancia; en «Relatos de una pasión» la Asociación Rosarina de fútbol mostraba la experiencia de Malvinas a través del fútbol en todos los clubes de Rosario (con la totalidad de sus categorías); «Malvinas y los colegios» reunía dibujos, frases e historias escritas por chicas y chicos de escuelas de toda la ciudad; y en «Matria» se podía ver una intervención audiovisual del grupo Matria.

Del otro lado del amplio predio estaba la carpa «Experiencia inmersiva 600 km» de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), una instalación con pantallas led que parecían envolverte para realizar un imaginario viaje emocional íntimo y conmovedor por las islas, con imágenes de las Malvinas y el sonido de los vientos patagónicos, la fauna del archipiélago y el rugido constante de las olas del Atlántico Sur.

«Después de dos años estamos volviendo a encontrarnos, no sólo en Rosario sino en distintos lugares de la provincia, eso es maravilloso y más en este día tan especial, que nunca debemos olvidar. Esto no es un espectáculo musical, es una muestra de acompañamiento, de una forma de estar junto a ellos. La vigilia es un hecho de profunda emoción, como todo lo que hacen los ex combatientes», sostuvo el ministro de Cultura, Jorge Llonch, que agregó: «Primero hay que felicitar a todos los santafesinos y santafesinas, que en su gran mayoría ya se han vacunado. Eso sin lugar a dudas nos ha ayudado a tener un evento presencial por primera vez sin límite de aforo, y más para estar acompañando a los veteranos de Malvinas”.

«Malvinas nos une. No son solamente tres palabras o una frase. Es algo que nos tiene que unir a todos. Tenemos que hacer que todos los ciudadanos y ciudadanas tomen conciencia de lo que significó y significa la gesta de Malvinas que fue protagonizada por estos héroes que hoy tenemos acá y muchos que no están. Ellos nos dejan una enseñanza día tras día y nos tiene que servir para tomar conciencia, unirnos todos y todas y no dejar de reclamar que las Malvinas son nuestras”, concluyó el ministro.

Show artístico
A las 17, en el imponente escenario montado a metros de la barranca, con pantallas a cada lado que iban proyectando diversas imágenes, en especial de las islas Malvinas y de los ex combatientes, comenzaron a subir al escenario músicos y músicas de Rosario.

La primera banda fue Escape Libre. Formada en 1987, la banda forma parte de las vigilias desde hace muchos años e interpretó un set con temas propios de rock para comenzar bien arriba. Luego fue el turno de Verónica Marchetti, artista, cantante, actriz, música y compositora nacida en Rosario, quien interpretó temas de tango, candombe y algo de folclore, impregnando a todo el parque a la bandera con su voz. Después vino el rock del grupo Oasis, mítica banda con casi 50 años de trayectoria. Oriunda de barrio Belgrano, en la zona oeste de Rosario, es reconocida por su fuerte compromiso por la identidad barrial y las luchas populares.

Le siguió la contundencia de Mica Racciatti, quien hizo mover al público junto a Roberta Bang como invitada especial. Con el sol poniéndose como fondo y el cielo cambiando de celeste a naranja, las bandas siguieron pasando. A las 19 fue el turno de Patagonia Revelde, banda de rock con poco más de 20 años de trayectoria, liderada por Franz Funes, uno de los organizadores de la vigilia.

Después fue el turno de Mariela Carabajal, integrante de una de las familias más emblemáticas del folclore argentino. Nacida en Santiago del Estero, y radicada en Rosario desde hace más de una década, interpretó varias chacareras que fueron bailadas por parejas en distintas partes del predio. Cuando el sol desapareció por el oeste, subieron al escenario Los Vándalos, grupo surgido en el barrio Luz y Fuerza de la zona norte de Rosario, a fines de los ’80, que con su líder Popono brindó un contundente show con varios de sus temas más conocidos, como «Tu principio» y «No va a llegar».

Siguió Mamita Peyote, banda nacida hace una década, liderada por Eugenia Craviotto, que ofreció un set con temas con un estilo que mezcla rocksteady, ska-jazz, rumba, swing, rock y gipsy punk. Luego se pudo ver en las pantallas un video homenaje a los ex combatientes, realizado por el artista plástico Noke, con dibujos, imágenes y música, que hizo emocionar a todos los presentes. La frase del final, «La sangre de nuestros héroes derramada, jamás será olvidada», junto a la música de parte del Himno, fue una de las máximas emociones de una noche en la cual el frío comenzaba a ser protagonista. A las 21 subió Cielo Razzo, banda formada en 1993, que ofreció un soberbio set de temas de su amplio repertorio, con invitados especiales: Flor Crocci y Panchito Chevez (quien también había sido invitado especial en el show de Los Vándalos).

Cuando el reloj marcó las 21:30 subió al escenario el maestro Lito Nebbia, uno de los fundadores del rock argentino. Acompañado solamente con su guitarra, en un escenario despojado y con luces que iban cambiando de color y tonalidad, el maestro deleitó a todos y todas con excelentes composiciones, como «Coplas del musiquero» y «Canción para los inocentes».

Como broche de oro de las presentaciones, a las 22 subió al escenario la Trova Rosarina. En primer lugar, Juan Carlos Baglietto interpretó una versión eléctrica del clásico «Mirta, de regreso». Luego, junto a Silvina Garré, tocaron «Era en abril» otro de los temas de su primer disco: Tiempos difíciles publicado en 1982.

Luego, otro de los integrantes de la Trova, Rubén Goldín, interpretó «Puñal tras puñal» y después junto a Jorge Fandermole, Adrián Abonizio y Fabián Gallardo fue el turno de «Río marrón», de Fandermole. Le siguieron una excelente versión de «Dormite patria» y uno de los temas más emblemáticos de la prolífica carrera de Baglietto, «Actuar para vivir», que hizo explotar a todo el público. La voz inconfundible de Rubén Goldín dio pie al bello «Sueño de Valeriana» y luego fue el turno de Silvina Garré, quien interpretó uno de los mejores temas de su autoría: «En blanco y negro».

El show siguió con un tema de Fabián Gallardo, «El árbol» y con una exquisita versión del bello «Yo vengo a ofrecer mi corazón», de Fito Páez. Le siguieron la maravillosa «Canto versos», de Fandermole; «Tratando de crecer» de Fito Páez, «El témpano» de Adrián Abonizio, que fue cantada por todos y todas las presentes, en lo que fue el inicio de la despedida.

Una reversión de «La vida es una moneda» de Fito Páez y otra del «Tema de Rosario» de Lalo de los Santos, cantadas por todos los músicos fue la antesala del adiós, que llegó con «Oración del remanso», otro bellísimo tema de Jorge Fandermole, uno de los mejores compositores del país.
El cierre, con Panchito Chévez en armónica y el ministro de Cultura Jorge Llonch en bajo llegó con una versión rockera de «Mirta, de regreso».

Medianoche a pura emoción
Con el reloj marcando las 23:45, subieron al escenario los ex combatientes, y entre los aplausos de todo el público, Claudino Chamorro, presidente del centro de ex combatientes de Rosario, agradeció el respeto y el acompañamiento de músicos, autoridades, del personal que trabajó desde muy temprano para poder llevar a cabo la actividad y de todo el público que se acercó hasta el Parque Nacional a la Bandera.

Luego, Rubén Rada, presidente de la Federación de Ex Soldados Combatientes de Malvinas de la Provincia de Santa Fe, pidió que el país se una para poder salir adelante definitivamente e invitó a subir al escenario a funcionarios nacionales, provinciales y municipales, entre ellos al gobernador Omar Perotti, la vicegobernadora Alejandra Rodenas, el ministro de Cultura Jorge Llonch, los senadores nacionales Marcelo Lewandowski y Carolina Losada, los diputados nacionales Roberto Mirabella, Mónica Fein y Enrique Estévez; los diputados provinciales Pablo Farías y Joaquín Blanco y el intendente de Rosario, Pablo Javkin, entre otros. Entre todos y todas, entonaron, a capela, el Himno Nacional Argentino.

Luego, en los primeros minutos del sábado 2, los ex combatientes fueron hasta el cenotafio del Monumento a los Héroes Caídos en Malvinas, donde volvieron a pedir la unidad de todos los argentinos y argentinas para lograr tener un país en paz, sin violencia y sin grietas y luego hicieron un minuto de silencio en memoria de todos los compañeros que lucharon hace 40 años, y que siguen luchando día tras día.

Entradas Relacionadas

Llega el concierto con los ganadores de la Convocatoria de Jóvenes Artistas Argentinos 2024 de la Sinfónica santafesina

Llega el concierto con los ganadores de la Convocatoria de Jóvenes Artistas Argentinos 2024 de la Sinfónica santafesina El encuentro será el viernes 26 en el Centro Cultural Provincial a las 21h, con entrada gratuita y cupo limitado, conducido por el Maestro Silvio Viegas. El viernes 26, en el Centro Cultural Provincial (Junín 2457),...

Conversatorio “Haciendo instalación”

Conversatorio “Haciendo instalación” El Centro Cultural Provincial invita a participar de esta instancia de diálogo con el grupo de artistas “Jueves de colores”. El objetivo es generar un espacio de intercambio acerca del proceso, la creación y activación de “Interludia”, propuesta de instalación artística en el CCP. El conversatorio “Haciendo instalación” será el jueves...

Más de 200 mil personas disfrutaron de las propuestas de vacaciones de invierno

Más de 200 mil personas disfrutaron de las propuestas de vacaciones de invierno Bajo la consigna «Invierno en Santa Fe», la provincia organizó la primera experiencia de programación cultural itinerante y articulada con gobiernos locales. El gobierno provincial, junto a los gobiernos locales, ofreció en estas vacaciones de invierno múltiples espectáculos, juegos y actividades...

Scroll to top